¿Dónde reside la Intuición?

la neurobiología de la intuición nos señala que estos procesos mentales no proceden de la imaginación humana. Tienen en realidad una ubicación neurológica.

En 1907, el Dr. Byron Robinson, llegó a la conclusión de que nuestro abdomen alojaba un “cerebro secundario” que denominó Cerebro Pélvico-Abdominal que precisamente el que nos mueve a huir o luchar ante un peligro; están estrechamente relacionados con la supervivencia y se han mantenido a lo largo de la evolución de nuestra especie.

A pesar de que durante décadas se ignoraron los estudios de Robinson, son múltiples las investigaciones médicas que se están llevando a cabo en estos momentos que, partiendo de la teoría de Robinson orientadas en re-descubrir la función de ese “cerebro intuitivo” , sus conexiones nerviosas y sobre todo desvelar si es ahí «donde habita la intuición».

El doctor  Keiji Tanaka del Instituto de Ciencias del Cerebro , realizó además una serie de resonancias magnéticas a este grupo de personas que usan la intuición para ver qué áreas cerebrales se utilizaban en mayor grado, pudo verse que el área que más se iluminaba era el precúneo.  (pequeña parte del lóbulo parietal superior), la corteza prefrontal ventromedial y el núcleo caudado cerebral.

Según variados estudios se dice que la intuición se ubicaría en la glándula pineal, justo a la altura del entrecejo prácticamente en el centro del cráneo.

Según ciertas culturas orientales dicen que dicha glándula se encuentra actualmente prácticamente atrofiada. De allí que sólo unas pocas personas puedas tener acceso a la intuición de manera controlada y permanente.

Las corrientes espirituales la intuición es el lenguaje del alma guiada por el sendero de la experiencia inconsciente escondida en nuestro cerebro.

De este modo, y como podemos ver con todos estos datos, queda poco espacio para sospechar que dichos procesos respondan a la mera imaginación o a la casualidad.

Deja una respuesta